PROYECTO DE ACUERDO: REFORMA DEL REGLAMENTO DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA PARA FORTALECER LA GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA

Expediente N.º 20.294

ASAMBLEA LEGISLATIVA:

 Durante los últimos tiempos, el sistema de partidos políticos ha sufrido una importante transformación. La sociedad costarricense pasó de un bipartidismo estable a un sistema con múltiples opciones que, a su vez, ha generado una amplia representación parlamentaria, lo que a su vez deviene en un proceso decisional mucho más complejo.

Si bien es cierto que esa complejidad no necesariamente se traduce en mayores tiempos para tomar decisiones, como ha demostrado el Estado de la Nación, al afirmar que “el tránsito hacia el multipartidismo no guarda relación con los cambios en los tiempos de duración para aprobar las leyes”[1], sí afecta la posibilidad de incidencia que tiene el Poder Ejecutivo sobre la agenda legislativa.

Al respecto, señala el Estado de la Nación que

“(…) el multipartidismo trae consigo oportunidades y retos. Por un lado, se amplía el espectro de partidos e intereses que intervienen en la arena política, con lo cual se fortalece la democracia. Mientras que se pone en riesgo la gestión política, ya que el Poder Ejecutivo y el Legislativo tienen soberanía propia, el multipartidismo en la Asamblea hace más compleja la coordinación entre ambos poderes”.[2]

Así las cosas:

(…) La conformación multipartidista sí cambió los resultados de manera sustancial. Durante el período bipartidista (1990-1998) la iniciativa de la ley era muy similar entre el Congreso y el Ejecutivo, rondando las proporciones del 50% en ambos casos. No obstante a partir de 1998, y más aún a partir de 2002, se empieza a observar una mayor preponderancia de leyes iniciadas por los legisladores y cada vez menos las iniciadas por el Ejecutivo (ver cuadro 5 en el Anexo). Esta brecha ha tenido altibajos, pero en promedio las iniciadas por el Ejecutivo son alrededor del 35% frente a un 65% por parte del Legislativo”.[3]

Todo lo anterior evidencia que, con el cambio en el sistema de partidos, es más difícil para un gobierno promover sus proyectos de ley con altas expectativas de aprobación, pues la discusión y votación tenderán a aumentar, provocando incluso la posibilidad de que sean rechazadas. Esto es particularmente importante si se toma en cuenta que muchas de esas iniciativas responden directamente a políticas públicas plasmadas en el Plan Nacional de Desarrollo.

El siguiente cuadro puede ayudar a clarificar el impacto de esta situación en las propuestas del Ejecutivo:

ASAMBLEA LEGISLATIVA

PROYECTOS DE LEY PRESENTADOS POR EL PODER EJECUTIVO Y APROBADOS COMO LEY DE LA REPÚBLICA 

2002-2016

 

Legislatura

Proyectos iniciativa del Poder Ejecutivo Leyes Aprobadas (1)
Total Misma legislatura Otras Legislaturas (2) Total
2002-2003 53 4 12 16
2003-2004 38 7 6 13
2004-2005 46 4 16 20
2005-2006 41 3 21 24
Periodo 2002-2006 178 18 55 73
2006-2007 29 3 18 21
2007-2008 45 4 30 34
2008-2009 52 6 26 32
2009-2010 53 4 27 31
Periodo 2006-2010 179 17 101 118
2010-2011 34 3 15 18
2011-2012 57 6 31 37
2012-2013 36 7 13 20
2013-2014 44 11 9 20
Periodo 2010-2014 171 27 68 95
2014-2015 49 3 6 9
2015-2016 41 5 5 10
 

Fuente: Centro de Información Estadística / SIL

(1) Se refiere a iniciativas del Poder Ejecutivo presentadas en la correspondiente legislatura  
(2) Actualizado al 30/12/2016

De los datos anteriores se puede colegir que la tasa de éxito –entendiendo esta como la concreción de iniciativas del Poder Ejecutivo en Leyes de la República– fue sumamente variable en los últimos periodos constitucionales: 41% en el periodo 2002-2006, 65.92% en 2006-2010, 55.55% en 2010-2014 y 21.11% en las dos primeras legislaturas del periodo 2014-2018.

Pero, ¿por qué es importante la iniciativa del Poder Ejecutivo? En el Derecho comparado, las más recientes tendencias parlamentarias reconocen al Gobierno como el primus movens del sistema, al estar auxiliado de innumerables órganos administrativos, y en permanente contacto, con los problemas y necesidades de la sociedad, lo que se traduce en una posición privilegiada para la presentación de proyectos legislativos ante el Parlamento.[4]

Así por ejemplo, en el ordenamiento jurídico español una característica que tiene la iniciativa legislativa del Gobierno es su paso directo a tramitación como una forma de reconocer la situación privilegiada que tiene el Gobierno para instar el procedimiento. (Artículo 89 CE y artículo 105 RS, Madrid, España)

En igual sentido, aunque con algunas diferencias de procedimiento, pareciera orientarse el ordenamiento jurídico francés y alemán, al reconocerse que la función encomendada al Gobierno de dirección de la política nacional, le convierte en el principal interesado en la promoción legislativa, además de promover una garantía de que el Parlamento se avocará a conocer iniciativas que han de suponer seriedad en su necesidad, viabilidad y sustento.

En el caso costarricense, esta iniciativa del Ejecutivo puede darse de forma compartida con el Poder Legislativo durante el periodo de sesiones ordinarias –que transcurre del 1° de mayo al 31 de julio y del 1° de septiembre hasta el 30 de noviembre– y de forma exclusiva en el periodo de sesiones extraordinarias –que va del 1° de agosto al 31 de ese mes y del 1° de diciembre hasta el 30 de abril–. Sin embargo, como ya se explicó, muchas de esas iniciativas no terminan aprobándose, a lo que hay que agregarle que aquellas que sí devienen en Leyes de la República, lo hacen con un tiempo de duración promedio muy alto, como se visualiza a continuación:

ASAMBLEA LEGISLATIVA

PROMEDIO DEL TRÁMITE LEGISLATIVO DE LEYES EMITIDAS

SEGÚN LEGISLATURA DE INICIO 2002-2016

Legislatura Promedio
de Inicio Años Meses días
2002-2003 1 8 26
2003-2004 1 4 15
2004-2005 2 5 15
2005-2006 2 6 18
2006-2007 2 0 30
2007-2008 2 0 17
2008-2009* 1 8 29
2009-2010* 1 9 4
2010-2011* 1 3 6
2011-2012* 1 9 12
2012-2013* 0 11 22
2013-2014* 0 9 13

Fuente: Centro de Información Estadística / SIL

 

 

*Nota: Se aclara que es un promedio de las leyes aprobadas según  legislatura de iniciado el proyecto, por esta razón se tiene un sesgo importante que hace que la reducción en las últimas legislaturas sea considerable y pudiera ser atribuible a expedientes que aún se encuentran en la corriente legislativa y eventualmente podrían convertirse en ley

En razón de lo anterior, el objetivo de este proyecto es adicionar un nuevo artículo 11 bis al Reglamento de la Asamblea Legislativa para que en la primer legislatura, el Poder Ejecutivo pueda presentar tres proyectos y uno en las siguientes legislaturas, todas del respectivo periodo constitucional, ello con el objetivo de que puedan ser conocidos y votados en un plazo perentorio de 90 días, mediante un procedimiento especial a convenir con los Jefes de Fracción. Lo anterior por cuanto se reconoce la necesidad de dar prioridad a iniciativas que el Ejecutivo requiere para concretar un su determinado programa de gobierno, situación que por demás coadyuvará a una mayor gobernabilidad del régimen político.

Resulta evidente que en la medida que el Poder Ejecutivo pueda contar con la aprobación de aquellas iniciativas legislativas que se consideren vitales para la concreción de un programa de gobierno se robustecerá la lógica operativa del poder, que no es otra cosa que la gobernabilidad misma del régimen.

En virtud de todo lo expuesto, se somete a consideración de los Diputados la siguiente iniciativa:


 

LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE LA REPÚBLICA DE COSTA RICA ACUERDA:

REFORMA DEL REGLAMENTO DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA PARA FORTALECER LA GOBERNABILIDAD DEMOCRÁTICA

ARTÍCULO ÚNICO.- Adiciónase un artículo 11 bis al Reglamento de la Asamblea Legislativa que dirá:

“Artículo 11 bis.-  Presentación de proyectos de ley por parte del Poder Ejecutivo en la sesión del 1° de mayo. ******

A partir del día 8º de mayo del primer año de la primera legislatura de un período constitucional, el Poder Ejecutivo podrá presentar a la Asamblea Legislativa hasta un máximo de tres proyectos de ley, acompañados de la respectiva exposición de motivos y de los antecedentes necesarios para poder pronunciarse sobre ellos.

El día 1º de mayo de la segunda, tercera y cuarta legislatura de un período constitucional, durante la segunda sesión, el Poder Ejecutivo podrá presentar a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley por cada legislatura, también acompañados de la respectiva exposición de motivos y de los antecedentes para poder pronunciarse.

Para el conocimiento, debate y tramitación de todos estos proyectos de ley se aplicará el procedimiento especial que determinará el Presidente de la Asamblea Legislativa de común acuerdo con los jefes de las distintas fracciones parlamentarias.

Dicho procedimiento deberá consignar noventa días naturales como plazo máximo de votación, resguardar el derecho de enmienda y los principios democrático y de publicidad.”

Rige a partir de su publicación.

Mario Redondo Poveda

DIPUTADO

 

[1] Gómez, Steffan. “Desempeño legislativo en el período 1990-2015”. XI Informe del Estado de la Nación. San José, Costa Rica: agosto, 2015. P. 10-11. Disponible en la web:  http://estadonacion.or.cr/files/biblioteca_virtual/021/politica/Gomez_Campos%20_Murillo_Chinchilla_Desempeno_Legislativo.pdf

[2] Solórzano, Ariel. “Análisis de supervivencia de proyectos de ley

2000-2016”. XX Informe del Estado de la Nación. San José, Costa Rica: agosto, 2016. P. 16. Disponible en la web: http://estadonacion.or.cr/files/biblioteca_virtual/022/Fortalecimiento/Solorzano_2016.pdf

[3] Gómez, Steffan. Op. Cit. P. 11

[4] Santaolalla López, Fernando. Derecho Parlamentario Español. Espasa: Calpe, Madrid, 1990. P. 284

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *