PROYECTO DE LEY PARA REESTRUCTURACIÓN DEL FONDO NACIONAL DE BECAS

Expediente N.º 19.219

ASAMBLEA LEGISLATIVA:

La presente ley tiene como objetivo fundamental lograr el uso eficiente, oportuno, con justicia social y equidad de los recursos del Fondo Nacional de Becas, en beneficio de la población estudiantil de nuestro país que se encuentra en condición de pobreza, pobreza extrema y vulnerabilidad social.

Está claro que los principales motores para romper con el círculo vicioso de la pobreza, son el empleo digno y la educación.  Los programas sociales contribuyen de manera importante a la reducción de la pobreza, pero es necesario ampliar y fortalecer su impacto, para lo cual es imperativo mejorar la forma en que se gestionan los limitados recursos para combatir la pobreza.

Nos señala el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, 2014), en la voz de su representante país la Sra. Yoriko Yasukawa, que en Costa Rica hay casi 50.000 niños de entre 5 y 12 años -24.000 de ellos en edad de primaria- que no asisten a centros educativos.  Nos indica que muchos programas sociales no llegan a toda la población en condición de pobreza que califica para ellos, y benefician a la población que no es pobre.

El Fondo Nacional de Becas, Fonabe, fue creado mediante Ley N.° 7658, publicada en La Gaceta N.° 41, de 27 de febrero de 1997, como un órgano de máxima desconcentración, con personalidad jurídica instrumental, adscrito al Ministerio de Educación Pública (MEP).  La misma normativa, establece la creación y funcionamiento de una junta directiva compuesta por seis miembros, como cabeza del Fondo.

El crear al Fonabe como un órgano de máxima desconcentración con personalidad jurídica instrumental adscrito al MEP, fue una grave equivocación. Esta figura ocasionó una difusión de responsabilidades y diluida capacidad de toma de decisiones recaída en una junta directiva.  Aunado a ello, la figura de director ejecutivo, el cual responde a la Junta, pues su nombramiento y remoción depende de ella, ha limitado su capacidad de gerencia sobre el Fondo.

Desde el año 2012, la Contraloría General de la República, ha venido denunciando una gran cantidad de problemas de gestión del Fonabe.  Entre los que ha mencionado: débil capacidad de dirección del Fondo, débil rectoría política por parte del Ministerio de Educación Pública sobre el Fondo, debilidades en el sistema de información para la gestión del programa de becas del Fonabe, superávit y subejecución presupuestaria, entre muchos otros.

Por otro lado, y aún más graves han sido las denuncias del órgano contralor y de distintos medios de comunicación en relación a la necesidad de mejorar la cobertura del Fondo, las serias deficiencias en los procedimientos de aprobación de becas, deficiente coordinación con los comités de becas, el pago inoportuno de las becas a los beneficiarios, deficiencias en las bases de datos, debilidades en el seguimiento y control sobre las becas concedidas, entre otros.  Todo ello en franca lesión a la posibilidad de que miles de jóvenes de nuestro país en condición de pobreza y vulnerabilidad asistan y no abandonen las aulas, condenando a la pobreza, la pobreza extrema y la exclusión social a nuestra juventud y sobre todo limitando la posibilidad de hacer justicia social con los fondos públicos destinados para ello.

Por los anteriores motivos, parece clara la necesidad de reestructurar al Fonabe.  Para lo cual es viable, derogar su Ley de Creación y remozarlo por medio de la presente iniciativa.  Misma que otorga al Instituto Mixto de Ayuda Social, IMAS, como actual rector de los programas y políticas de asistencia social para la lucha contra la pobreza, la responsabilidad y total competencia sobre el manejo del Fondo.

Dicho lo anterior, el IMAS, asumirá la responsabilidad del otorgamiento de becas a estudiantes de bajos recursos económicos, para que cursen y concluyan con éxito el proceso educativo en cualquiera de sus ciclos.  Será esta entidad la responsable de administrar el Fideicomiso del Fonabe a partir de los recursos que nutren al mismo los cuales provienen a la fecha fundamentalmente de la transferencia del 1% de los presupuestos ordinarios y extraordinarios del Fondo de Desarrollo Social de Asignaciones Familiares y de sus modificaciones presupuestarias.

Por todos los motivos señalados, se propone el siguiente proyecto de ley para la valoración de las señoras y señores diputados.

 

LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE LA REPÚBLICA DE COSTA RICA DECRETA:

LEY DE REESTRUCTURACIÓN DEL FONDO NACIONAL DE BECAS

 

CAPÍTULO I

Constitución y los fines

ARTÍCULO 1.-

El Fondo Nacional de Becas, creado mediante la Ley N.º 7658, de 27 de febrero de 1997, será en adelante un programa del Instituto Mixto de Ayuda Social, el cual tendrá el objetivo fundamental de brindar apoyo económico a estudiantes en situación de pobreza y vulnerabilidad, así como, para premiar el mérito académico.

ARTÍCULO 2.-

El Instituto Mixto de Ayuda Social asumirá las funciones que ha desempeñado el Fondo Nacional de Becas en el fideicomiso creado por la ley antes mencionada.

Dicho fideicomiso será administrado en uno de los bancos comerciales del Estado.  De los recursos que se perciban, únicamente podrá destinarse hasta un 10%, a gastos de administración y operativos del Fondo.

El contrato de fideicomiso, deberá establecer la responsabilidad del banco en cuanto a la colocación, seguimiento y recuperación de los fondos correspondientes.

Los aportes de los contribuyentes del impuesto sobre la renta, al Fondo Nacional de Becas se considerarán gastos deducibles de la renta bruta.

ARTÍCULO 3.-

El Fondo Nacional de Becas se financiará con los siguientes recursos:

  • a) Donaciones, legados y aportes de personas y entidades públicas y privadas, nacionales e internacionales.
  • b) Partidas que le asignen en los presupuestos ordinarios y extraordinarios de la República. Para tal efecto, los Poderes del Estado, las instituciones autónomas, semiautónomas, las municipalidades, los bancos estatales y las empresas públicas quedan autorizados para efectuar donaciones, mediante su inclusión en los respectivos presupuestos.
  • c) El 1% de los presupuestos ordinarios y extraordinarios del Fondo de Desarrollo Social de Asignaciones Familiares y de sus modificaciones presupuestarias, se le girará directamente al Fondo Nacional de Becas.

La Contraloría General de la República velará por que se cumpla con esta disposición.

  • d) Los recursos que genere la operación y administración de los bienes y las inversiones transitorias.

Cuando los recursos del Fondo se encuentren ociosos, podrán invertirse únicamente en títulos del Gobierno central y de los bancos del Estado.

ARTÍCULO 4.-

La asignación de becas deberá hacerse atendiendo criterios de eficiencia, oportunidad, justicia social y equidad.  Para tales efectos el Instituto Mixto de Ayuda Social, contará como insumo con las recomendaciones que realicen los directores y comités de becas de instituciones educativas.

 

ARTÍCULO 5.-

Derógase la Ley de Creación de Fondo Nacional de Becas, N.º 7658, de 27 de febrero de 1997, y sus reformas.

TRANSITORIO ÚNICO.-

Una vez aprobada esta ley, y a efecto de velar por una correcta transición de funciones y activos de la estructura vigente del Fondo Nacional de Becas al Instituto Mixto de Ayuda Social, se instalará una comisión integrada por el ministro de Educación o su representante, el presidente ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social o su representante y el ministro de la Presidencia de la República o su representante.

Dicha comisión tendrá un plazo de seis meses para su labor, en la cual pondrá especial énfasis en asegurar que no se incurra en retrasos o limitaciones en el giro de recursos a los beneficiarios del Fondo.

Rige a partir de su publicación.

Mario Redondo Poveda

DIPUTADO

Estatus: UNÁNIME NEGATIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *