CONSULTOR INCUMPLIÓ CONTRATO CON INCOFER Y NO APORTÓ NADA PARA TRANSFORMAR FERROCARRIL

Institución desperdició Ȼ 25 millones

San José, 15 de marzo de 2016. ¿Sabe usted qué ocurrió con el consultor John Wiley Orrison, a quien el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER) presentó como el gran experto ferroviario?

Según la respuesta recibida por el diputado Mario Redondo, jefe de Fracción de Alianza Demócrata Cristiana, el extranjero recibió $ 45.000, unos Ȼ25 millones, pero se fue sin cumplir su contrato y sin aportar nada relevante para la transformación ferroviaria del país.

“Es un descaro que se bote la plata de todos los costarricenses de esta manera, nos lo presentaron como el hombre con más conocimiento ferroviario y ahora resulta que no dejó ningún aporte concreto al país”, cuestionó molesto el legislador.

El diputado Mario Redondo en nota dirigida al presidente ejecutivo de INCOFER, Christian Vargas, le solicita que en vista de que el contrato con el señor Orrison venció el 23 de diciembre de 2016, le remita los informes que acompañan al programa para mejorar la movilidad en el Gran Área Metropolitana. “Es de interés público conocer cuáles son los aportes que brindó la contratación de este experto y cuándo se empezarían a ver los resultados”, señala la misiva.

La respuesta fue tan escueta como los resultados. Vargas reconoció que esa Presidencia Ejecutiva dio aviso al consultor de la apertura de un procedimiento para resolver el contrato por incumplimiento contractual. Informó que se le pagaron $ 45.000.

Interesado en darle seguimiento a este tema, Mario Redondo, había enviado una nota en marzo del año anterior. En ella se desprende que el extranjero fue contratado por $ 300.000, por un plazo de un año (que venció el 23 de diciembre)), para el Plan de mejoramiento integral-carga pasajeros- del Sistema Ferroviario Nacional. En aquel entonces (30 de marzo de 2016), ya se le habían pagado $39.690, por lo que se asume que esa fecha a diciembre, Orrison no había efectuado ninguna labor adicional e INCOFER guardó silencio.

“Ya habíamos advertido que era vergonzoso que se gastara plata de todos los costarricenses en estudios que los mismos funcionarios de INCOFER podían hacer, pero ahora resulta más indignante que se desperdiciaran millones sin ningún resultado”, manifestó el congresista.

Mario Redondo cuestionó también que el consultor tuvo a su disposición recursos institucionales y recibió poder de parte de la Administración, lo que molestos a los funcionarios del INCOFER.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *